Seleccionar página

El gran motor para una moto grande, además de la nueva suspensión, la dirección y los frenos hacen de la Triumph Rocket 3 una moto muy deseada.

El nuevo chasis de la Triumph Rocket 3 es totalmente diferente. Lleva un marco de columna de aluminio fundido que reemplaza a los viejos tubos da acero gemelos, lo que ayuda a ahorrar 40 kg con respecto al modelo anterior, mientras que la geometría de la dirección está más afinada y la distancia entre ejes es más corta.

El giro es fácil en las curvas, muy preciso para una moto con un peso de 320 kg.

La suspensión es otra gran baza, con horquillas invertidas ajustables de 47 mm en la parte delantera y un monoshock ajustable que controla la transmisión del eje. Sin embargo, no hay ajuste electrónico: los clickers son todos manuales.

TRIUMPH ROCKET 3 2020

La parte delantera esta bastante firme y compacta, lo que significa que puede arrastrar con fuerza los frenos delanteros emblemáticos Brembo Stylema (incluso el freno trasero es una pinza radial de cuatro potenciómetros) para generar una gran fuerza de frenado si que la moto pierda su estabilidad.

La calidad de la conducción es generalmente buena, aunque en trayectos con marchas cortas, es bastante duro. Sin embargo si conduce la moto con fuerza podrá sentirse realizado por su suavidad sobre el asfalto.

La Triumph Rocket 3 viene con dos modelos, la Roadster R, y la Touring GT, con la principal diferencia en la posición de conducción . La R tiene un asiento más alto, estriberas medias intermedias y barras más estrechas, lo que brinda una postura más agresiva, mientras que el asiento inferior de la GT, los controles con los pies hacia adelante y las barras más anchas y altas, brindan una sensación de crucero con una postura más relajada.

Lleva un nuevo motor de 2458 cc, más potente, pero más pequeño. Los enormes pistones de 110.2 mm eclipsan a los antiguos de 101.6 mm, mientras que la carrera se reduce significativamente (de 94,3 a 84.9 mm).

Todo este poder es cuidadosamente controlado por el acelerador de conducción por cable y el control predictivo y sensible de tracción.

No es una moto barata, la Triumph Rocket 3 podría valer más de 20.000 euros, eso incluye todos los dispositivos, aparte del cambio rápido de dos vías y los puños calefactables.

La versión GT, que incluye las empuñaduras térmicas, un parabrisas y un respaldo de pasajero, costará, más de 21.000 euros. En este sentido el neumático trasero de 240 y 16 pulgadas tampoco es barato.

La Triumph Rocket 3 lleva un paquete electrónico de alta precisión de serie, que incluye relojes TFT, una IMU que ofrece ABS en las curvas y control de tracción, múltiples modos de conductor, encendido sin llave, control de crucero, control de retención en pendiente, e iluminación LED dese la parte delantera hasta la trasera.

También tiene una toma de corriente DIN de 12v encima de los relojes, así como una toma de carga USB dentro de un orificio cubierto de espuma para su teléfono debajo del asiento.

Triumph también se encuentra en las etapas finales de firmar un módulo de conectividad Bluetooth y una aplicación para teléfonos móviles. Esto ofrecería la posibilidad de que conteste a su teléfono o controles música con el conector de la moto, poder recibir instrucciones detalladas vía satélite (con la tecnología de Google), e incluso controlar una cámara en acción GoPro.

Share This

Compartir

Compartir la noticia.