La Honda CB500F, cuyo precio es de 6.650,00€* ha recibido elogios desde hace un tiempo, y por una buena razón, ya que hay mucho que admirar de los modelos que funcionan con el gemelo paralelo de 471 cc. de Honda.

Una moto de calle, que se adapta al sinuoso asfalto en ciudad y en carretera.

Hay que señalar que la Honda CB500F se encuentra dentro de la familia, junto con sus dos hermanas, la CB500X y la CBR500R, y bajo el poder de su hermana mayor la Honda Rebel CMX 1100.

Honda CB500F
Honda CB500F

Nuevas características de la Honda CB500F

La marca ha hecho cambios en el chasis, las horquillas, los frenos y el estilo general de la moto, haciendo que la moto tenga unas características nuevas, enfocadas a las rodadas callejeras.

Las nuevas características

  • Horquillas Big Piston USD de 41 mm de Showa
  • Amortiguador trasero con ajuste de precarga
  • Rotores de onda Nissin gemelos de 296 mm con pinzas radiales
  • Brazo oscilante y estilo actualizados
  • Depósito de combustible de 17,1 l para más de 350 km de autonomía
  • Altura del asiento baja de 789 mm

En la HONDA CB500F, puede subir y bajar de la moto, con rapidez y con seguridad. El asiento es realmente cómodo y bajo, e inmediatamente sentiréis los sorprendentemente liviana que se siente. Una moto ligera con un peso en vacío de 189 kg. Y esa sensación de ligereza se transmite en movimiento.

Ágil y muy maniobrable ante el tráfico de la ciudad, te permitirá cambiar de carril en entornos urbanos con precisión.

Su pequeño motor bicilíndrico sigue siendo un destripador. Con un pico de alrededor 6500 rpm, la moto se siente maravillosamente suave, y sorprendentemente eficaz en todo el rango de revoluciones.

La acción del acelerador es sosegado y la curva de potencia es lineal desde el ralentí hasta la línea roja. El hecho de que no os vaya a arrancar los brazos sirve para animarte a abrir gas a fondo con más frecuencia.

La CB500F también es amable con sus hábitos de consumo: 3,5 L/100 km, y el depósito da una autonomía teórica de más de 400 km.

La caja de seis velocidades de esta unidad es relativamente apretada de nueva, pero con unos pocos cientos de kilómetros de rodaje en el tacómetro, la caja de cambios se libera, y el engranaje se puede encontrar correctamente.

Podéis sentir que tiene una marcha un poco corta a velocidades de autopista, pero una vez que se adapta un poco a la velocidad, se puede sentir lo bien que acelera.

A gran velocidad, el viento se desvía agradablemente hacia el pecho, aunque no disponga de pantalla frontal, y no hay turbulencias, ni golpes del viento.

El asiento no es un tablón de ninguna manera, pero tampoco es un sofá. Si no pasáis más de dos horas seguidas en una moto como esta, no creemos que esto sea un problema.

Esta moto también es muy silenciosa, no despertarás a tu s vecinos con el ruido del motor. Aún así podéis usar el parpadeo rápido para llamar la atención de los conductores.

En referencia a los elementos negativos de esta moto, destaca la pantalla LCD. Un diseño poco mejorado, casi ilegible a la luz del sol.

La nueva configuración de la horquilla funciona bien, con una parte delantera que inspira confianza. Absorberá los baches lo suficientemente bien, junto al nuevo chasis actualizado.

Más información en el siguiente enlace

Truenos Astur
Manual de Taller Honda CB500F
error: Content is protected !!